top of page
  • Foto del escritorArtículos de Otras Fuentes

Alopecia difusa, ¿qué es?

Actualizado: 8 feb 2023


Produce miniaturización progresiva del folículo piloso.
Identificando la Alopecia Difusa

La alopecia difusa es un tipo de pérdida de pelo. Produce una miniaturización progresiva del folículo piloso. Esto hace que aparezca una pérdida progresiva y generalizada del cabello. Poco a poco se va perdiendo densidad y esto afecta a toda la cabeza.


Pese a todo, el cuero cabelludo no presenta ninguna irritación, ni inflamación o descamaciones. Simplemente el pelo se va volviendo frágil y débil. Lacio y seco. Como si perdiera fortaleza. Se va volviendo más fino, se cae y deja a la vista el cuero cabelludo.


Alopecia difusa, ¿a quién afecta?

A diferencia de otras, este tipo de alopecia no entiende de géneros. Es decir, puede afectar por igual a hombres y a mujeres. Si bien hay casos en los que brota en la pubertad, lo más habitual es que se detecte en la edad adulta, entre los 30 y los 50 años.


Cómo sé si es alopecia difusa

A todo el mundo se le caen pelos todos los días y eso no quiere decir que se trate de una enfermedad. Es simplemente un proceso natural. Sin embargo, en la alopecia difusa, la pérdida de cabello es muy espectacular. Se calcula que pueden perderse más de 100 pelos al día. Y como el que queda va siendo cada vez más fino, se acentúa la sensación de calvicie.


Además, en este caso la pérdida de pelo no es estacional, como sucede en el efluvio telógeno ordinario, y se prolonga más allá de los seis meses.

Otra “pista” para saber si sufres de alopecia difusa es que tu pelo comience a volverse lacio y seco, cuando antes no ha sido así.


Por qué se produce la alopecia difusa

En todos los casos, la alopecia difusa se relaciona con algún tipo de enfermedad, trastorno o carencia, que cuenta con la caída del pelo entre sus síntomas.

Las causas de la alopecia difusa pueden ser:

  • Algunas enfermedades intestinales o insuficiencias renales o hepáticas.

  • Alteraciones hormonales que suceden durante el embarazo y tras el parto, o bien por la toma de anticonceptivos o en la menopausia (de hecho, en el caso de las mujeres, esta es la época con más diagnósticos de alopecia difusa).

  • Enfermedades de la tiroides, glándula igualmente relacionada con la producción de hormonas.

  • Trastornos alimentarios y dietas poco saludables, que suponen la falta de nutrientes esenciales (vitaminas, sales minerales y proteínas) para la salud del cabello, como pueden ser el zinc o el hierro (anemia).

  • Estrés (en situaciones concretas de problemas personales como fallecimientos de un ser querido, divorcios, mudanzas, un despido laboral).

  • Algunos fármacos tales como enalapril, la levodopa, la carbamacepina, el litio, algunos beta-bloqueantes, el interferón o la ciclosporina.

  • Tratamientos médicos agresivos como la quimioterapia.

  • Un origen físico (un traumatismo, una intervención quirúrgica).


Diagnóstico de la alopecia difusa


En el caso de las mujeres, el problema para diagnosticar la alopecia difusa es determinar si se trata de una de las dos causas más habituales de pérdida de cabello en la población femenina, la alopecia androgenética o el efluvio telógeno (o incluso si se dan las dos a la vez).


Tratamientos para alopecia difusa

La buena noticia es que la alopecia difusa es una enfermedad reversible. Solucionada alguna de esas causas que la provocan y que hemos citado, la enfermedad suele frenarse y desaparecer, e incluso puede hacerlo antes de que pasen seis meses. Solo hay que dar con el factor desencadenante y atajarlo.

La suerte es que el efluvio telógeno no provoca daños irreversibles en el folículo piloso. Y este es recuperable, lo que no sucede con otro tipo de alopecias.

La alopecia difusa siempre se relaciona con una enfermedad o una carencia en el organismo

Aún así, identificada la causa, hay algunos tratamientos a los que se puede recurrir para la alopecia difusa, como puede ser el minoxidil, para fortalecer los cabellos. También los tratamientos con plasma rico en factores de crecimiento (PRP), la carboxiterapia, la mesoterapia e incluso terapia con láser.


8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page